Acude - Fundación Ambiente, Cultura y Desarrollo
  Viernes 18 de Agosto del 2017, Argentina English   I  Home Home  
 
  Institucional Educar forestando Problemas ambientales Otras Actividades Conozcamos los arboles  
 
Como ayudar CÓMO AYUDAR
- Siendo voluntario
- Económicamente
Experiencias de Docentes EXPERIENCIAS DE DOCENTES
Miembros de la Red
Educar Forestando
Boletines BOLETINES
Quiero recibir el boletín
de ACUDE.
Teléfonos útiles TELÉFONOS ÚTILES
Para realizar denuncias
ambientales
banners BANNERS
Elija un baner para su sitio
y apóyenos en la difusión
Teléfonos útiles CONTÁCTENOS
Facebook FACEBOOK
Foro Ambiental FORO AMBIENTAL CÓRDOBA
Foto de Libro
Problemática ambiental con especial referencia a la Provincia de Córdoba
Artículos publicados en el boletín de la Fundación ACUDE
 
Regresar al índice

Prevención del dengue

El dengue es una enfermedad viral producida por cualquiera de cuatro tipos de virus muy emparentados, denominados DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4.
Por Biól. Prof. Federico Kopta

Los virus del dengue necesitan para transmitirse, de manera imprescindible, de un mosquito que actúe como vector, que debe picar a una persona enferma para transmitir el virus a una persona sana. Este mosquito es el Aedes aegypti, aunque también se ha detectado otro en Argentina (no en Córdoba), el Aedes albopictus.

El Aedes aegypti habría sido erradicado de América en la década de 1960, pero reingresó a Argentina hacia 1986, y unos 10 años después a la provincia de Córdoba, favorecido por el calentamiento global. Por eso, hablar de dengue nos resultó relativamente nuevo.

Este mosquito cumple las siguientes fases vitales:
• Huevo, de menos de 1 mm de largo y forma de cigarro. Es depositado a la orilla de los recipientes y pueden permanecer viables por un año, aunque el recipiente se seque, hasta que vuelva a cubrirse de agua, en cuyo caso eclosionará la larva. Como regla general, el mosquito elige recipientes relacionados a la vida doméstica para poner los huevos: bebederos de animales, botellas, piletas de lona, macetas con agua acumulada en forma permanente, platos que se ubican bajo las macetas, tanques de agua abiertos o mal tapados, siendo el lugar más propicio los neumáticos de vehículos y las cajas de baterías.
• Larva, que es una forma acuática alargada y fácilmente visible a simple vista subiendo y bajando de la superficie del agua. Está en este estado de 7 a 14 días, creciendo y pasando cuatro estadios larvales hasta mudar a pupa.
• Pupa, que es una forma acuática de aspecto macrocefálico (“cabezón”), también visible con facilidad en el agua, en la que el insecto no se alimenta sino que realiza su metamorfosis para transformarse en adulto. Esta fase dura 2 a 3 días.
• Adulto, aéreo. Se reconoce por su color oscuro con pintas blancas. Quien pica es la hembra, que necesita de sangre para elaborar las proteínas de los huevos que forma en su interior. Cada hembra pone entre 300 a 750 huevos en su vida. El macho y también la hembra se alimentan de plantas. Puede vivir de 15 a 30 días. No vuela a más de 400 metros del lugar donde nació, habitualmente no más de 100 metros, por lo que si alguien resulta picado por el mosquito, o lo crió en su casa o se crió en la casa de un vecino. Otra característica es que casi siempre pica de día, sobre todo al comenzar y finalizar la jornada. Finalmente, se puede afirmar que está adaptado a la vida doméstica.

La hembra, al chupar la sangre de una persona infectada por el virus del dengue, lo ingresa a su cuerpo, donde se replicará en sus glándulas salivales. Al cabo de 8 a 10 días ese mosquito podrá contagiar la enfermedad, ya que para alimentarse inyecta saliva con un anticoagulante y también, virus. Por otra parte, hay evidencias de que el virus puede transmitirse a una baja proporción de la próxima generación de mosquitos, a través de los huevos (se denomina transmisión transovárica del virus del dengue).
El dengue como enfermedad puede manifestarse de dos maneras:
• Dengue clásico, llamado también “fiebre quebrantahuesos”, tiene los síntomas de una gripe muy fuerte. Los síntomas aparecen luego de 3 a 14 días de incubación (habitualmente de 5 a 7 días), y pueden durar aproximadamente de 5 a 9 o más días. En sangre, el virus circula de 2 a 7 días, coincidiendo aproximadamente con la existencia de fiebre, lapso en el cual los mosquitos pueden adquirir el virus si pican a esa persona. También puede dar síntomas leves.
• Dengue hemorrágico, que se produce en quienes ya padecieron de dengue clásico y fueron reinfectados con cualquiera de los otros tres tipos de dengue. Por ejemplo, si alguien sufre de dengue por el virus tipo 1 (el que circula actualmente en Argentina) puede sufrir dengue hemorrágico si al cabo de un tiempo es infectado por los tipos 2, 3 o 4. Esta forma de dengue es sumamente grave.

¿Cómo controlar una posible epidemia?
Los primeros casos ocurridos en Córdoba han sido importados, o sea se tratan de personas que contrajeron la enfermedad en otra provincia o país. Sin embargo, este año hubo numerosos casos de dengue autóctono, o sea contraído en Córdoba, lo que indica que ya hubo mosquitos infectados en la provincia.

La manera más efectiva para evitar la dispersión de la enfermedad es atacar al mosquito, en particular en su etapa acuática de huevo-larva, eliminando todo sitio que acumule agua, a nivel doméstico. Por eso, es IMPRESCINDIBLE revisar el patio, techo e interiores para detectar y eliminar sitios de cría de larvas. Lugares como lagos y ríos no son sitios de cría, por las condiciones de movilidad del agua y porque existen peces llamados orilleros que las comen.

Las aplicaciones de insecticidas para eliminar mosquitos adultos son medidas de emergencia, porque implican el uso de sustancias nocivas y porque por cada mosquito adulto que se mate puede haber centenares de larvas creciendo.

¿Cómo autoprotegerse de picaduras?
Hay varias maneras:
• Usar tela mosquitera en las ventanas.
• Tener cubiertos pies, piernas y brazos con ropa y calzado.
• Evitar salir a exteriores a la tardecita.
• Usar repelente si se va a estar en sitios con mosquitos, cuidando con no abusar porque están hechos a base de plaguicidas (no usar en bebés, salvo que sea específico para ellos).

¿Qué hacer si se sospecha de haber contraído dengue?
• Concurrir de inmediato al médico, por la propia salud y para que las autoridades sanitarias tomen medidas para evitar que sea picado por el mosquito y transmita así la enfermedad.
• Jamás tomar aspirina.

El dengue no tiene vacuna. La única prevención posible es eliminar los sitios de cría del Aedes aegypti, y esa tarea es competencia de cada persona que habita la provincia.

 
 

DESARROLLADO POR Y2K NETWORKS MARKETING TECNOLOGICO