Acude - Fundación Ambiente, Cultura y Desarrollo
  Lunes 24 de Abril del 2017, Argentina English   I  Home Home  
 
  Institucional Educar forestando Problemas ambientales Otras Actividades Conozcamos los arboles  
 
Como ayudar CÓMO AYUDAR
- Siendo voluntario
- Económicamente
Experiencias de Docentes EXPERIENCIAS DE DOCENTES
Miembros de la Red
Educar Forestando
Boletines BOLETINES
Quiero recibir el boletín
de ACUDE.
Teléfonos útiles TELÉFONOS ÚTILES
Para realizar denuncias
ambientales
banners BANNERS
Elija un baner para su sitio
y apóyenos en la difusión
Teléfonos útiles CONTÁCTENOS
Facebook FACEBOOK
Foro Ambiental FORO AMBIENTAL CÓRDOBA
Foto de Libro
Problemática ambiental con especial referencia a la Provincia de Córdoba
Experiencias de Docentes Miembros de la Red Educar Forestando
 
Regresar a la lista de docentes

Lucía Fernández, Mendoza

Ubicación geográfica (ver un mapa de Google)

Lucía Fernández. Escuela Nº 1-648 "Dr. Segundo Llaver". San Martín, Mendoza.
Por la docente Lucía Fernández, quien fue capacitada en el Programa Educar Forestando en el año 2008, en la ciudad de San Martín, Mendoza. Esta capacitación se realiza gracias al apoyo de la Municipalidad de General San Martín, Provincia de Mendoza.

Cuando conocimos el curso de capacitación “Educar Forestando” lo primero fue conseguir los postes para construir el vivero. La dirección compró el resto de los materiales necesarios.

En 2008, Lucía con sus alumnos, la abuela Ana y la Sra. Pocha junto al vivero forestal escolar.
Trabajé con mis alumnos y dos niños del turno tarde. Se formó un grupo maravilloso con un objetivo común “Contribuir al cuidado de nuestro medio, mejorando la calidad de vida de nosotros y de las generaciones futuras”, a través de la producción y plantación de árboles.

Para construir el vivero forestal convoqué a las familias de los alumnos y a toda la comunidad. Colaboraron solidariamente todos. Prepararon envases, trajeron semillas, ladrillos, midieron y cortaron la media sombra, perforaron y fijaron postes ¡Muchas gracias!

También visité en su casa a la Sra. Sofía Bermejo de Flores, voluntaria  a cargo del Hogar de Ancianos “Madre Teresa”, para darle a conocer el Programa y para que los chicos plantaran junto a los abuelos algunos de los árboles que nos serían entregados. “La Pocha”, como la llaman en el barrio, les da el desayuno y el almuerzo a unos 40 ancianos del lugar desde hace más de once años ¡Qué gran obra!

¡Qué nervios! Recibimos la visita de asesoramiento ¡De los errores también se aprende! Plantamos el primer árbol en el Jardín, otros en el Hogar de Ancianos, uno en la vereda de la familia Sarmiento y el otro en la de la familia Cisterna. Allí pudimos conocer a la Sra. Ana Isidora Isaguirre, una artesana de la madera, cariñosamente abuela Ana ¡Otra gran mujer!

Si bien con este curso de capacitación pudimos aprender a producir y plantar árboles,  lo más importante que nos aportó fue el desarrollo de valores como la solidaridad que se puso en evidencia en cada una de las actividades realizadas. Cuando el Hogar de Ancianos fue saqueado, se organizó una colecta para recaudar fondos. Colocamos alcancías en las aulas y en los comercios del barrio. Con lo recaudado compramos una licuadora  que entregaron a Pocha los alumnos del “Programa Educar Forestando”.

La abuela Ana y la Sra. Pocha al lado de uno de los árboles plantados en el Hogar de Ancianos. Marcela Villalba Fernández se sumó al proyecto en 2010. Junto al vivero que construyó, está con sus niños, la Directora supl. Alicia Rogel y la Vicedirectora Celia Morcos.
Se logró la participación de toda la comunidad en la ejecución del proyecto, no sólo colaboraron personas del barrio sino también de otros. Cambiaron las actitudes de los alumnos con respecto a los árboles del patio de la escuela, como no colgarse de sus ramas, no cortarlas y verificar el estado de los plantados en distintos lugares del barrio. Aprendieron a ser más tolerantes, a esperar su turno, a evitar accidentes. Tomaron conciencia de la necesidad de proteger los recursos naturales para que las futuras generaciones también puedan disfrutar de ellos (visión a futuro).

Alcancías que los chicos hicieron para ayudar a los abuelos del Hogar luego del robo que sufrieron.
Nada fue fácil, nunca nos dimos por vencidos y nos esforzamos por conseguir lo que nos habíamos propuesto. La perseverancia, el esfuerzo y la responsabilidad fueron tres valores más que decidí incorporar en el Proyecto Forestal Institucional y que fueron desarrollados en las distintas actividades del proyecto.

¡Muchas gracias  a todas las personas que colaboraron para que nuestro sueño se hiciera realidad! Nuestros capacitadores compartieron con nosotros momentos inolvidables ¡Que Dios los bendiga por la tarea!

En 2009 capacité a alumnos de 4º B. Continuamos concurriendo al Hogar de Ancianos a ver los árboles plantados en 2008 y a plantar otros junto al Sr. Camilo, que se encarga de cuidar con esmero el jardín del Hogar. La Sra. Pocha nos recibe con el mismo cariño de siempre y cada vez que la visitamos nos obsequia algo en señal de agradecimiento.

En 2009 y 2010 seguimos entregando árboles del vivero escolar a familias e instituciones del medio y seguimos plantando en casas. Entregamos árboles al Museo Rauzi, que trata sobre la cultura aborigen Huarpe y desde este año, los alumnos tienen un distintivo que tiene la palabra “hanne” que significa "algarrobo" en idioma Huarpe. En 2009 plantamos en el Parque Agnessi en coordinación con el Sr. Manuel Lizama de la Municipalidad de General San Martín y lo seguiremos haciendo este año y en octubre pasado, entregamos 20 árboles para el Parque de La Palmira. La abuela Ana dicta en forma ad honorem un taller de carpintería a un grupo de alumnos del Educar Forestando. La Srta. Nancy, colabora con su tiempo para que los chicos pinten los trabajos realizados con la Sra. Ana. También en 2010, la Srta. Marcela se sumó al proyecto y construyó otro vivero para producir más árboles; ella junto a sus alumnos ¡produjeron 276 hermosos arbolitos!

Lucía en 2009, con dos de sus alumnos, separando árboles para entregar a otras escuelas. En el aula están colgadas hojas y semillas de diferentes árboles para que los niños las reconozcan fácilmente.
Insto a los docentes a que se animen a capacitarse en el Programa “Educar Forestando” ya que el desarrollo de los contenidos se va enriqueciendo porque los alumnos llevan a la práctica lo que aprendieron en la teoría y además, rescatan muchos valores que se han perdido.

 
 

DESARROLLADO POR Y2K NETWORKS MARKETING TECNOLOGICO